Cultura/ comunidad/ políticas. Crónica de la Jornada sobre diseñar políticas públicas en el ayuntamiento de Pamplona. 16 noviembre, 2017. (Taller)

El pasado 16 y 17 de noviembre participamos en las jornadas Crear comunidades colaborativas de Pamplona. Nos tocó dinamizar el taller, pensar con al área de participación de Pamplona qué iniciativas tenían sentido que presentarán en el taller , dinamizarlo y por la tarde presentar una pequeña “píldora” del estado de la cuestión entre políticas culturales y cultura comunitaria.

Las presentaciones fueron iniciativas como Intermediae, que centro su presentación en el desarrollo de políticas públicas con programas como Ciudad Distrito o Imagina Madrid; la plataforma Borsi para el Barrio, que se centró en la situación actual y el proceso complejo  para pensar la gestión comunitaria; plarada! , que explicó el proceso de trabajo de esta plataforma que reivindica un espacio autogestionado en la ciudad de Pamplona, con sus tensiones y fricciones; y, finalmente,Orhipean que explicaron su trabajo comunitario en un pequeño pueblo de la provincia a partir de la recuperación de oficios y trabajos de hace un siglo mediante un día de fiesta y vuelta a la vida de hace 100 años

A continuación os dejamos algunas de las tensiones y retos de las presentaciones que lanzaron las ponentes nos ofrecieron. Las enunciamos a modo de preguntas:

¿Cómo programar con territorios y distritos y barrios desde una descentralización redistributiva? Es decir desde un punto que la administración es un nodo mas y no el nodo principal que ocupa el centro?

¿Cómo transformar y mutar las herramientas y canales generados desde acciones prototipos en políticas públicas, es decir en estructuras permanentes?

¿Cómo se realiza el cuidado, seguimiento , evaluación de los procesos?

¿Cómo se sostienen a largo plazo mas allá de ciertas coyunturas o de políticas partidistas?

¿Cómo se respetan los tiempos propios de las iniciativas y plataformas ciudadanas?

¿Cómo se generan figuras que median, acompañan y dinamizan los procesos participativos sin que sean intrusivas, o no sean elegidas solamente por la administración pública ?

¿Cómo se generan grados de confianza en la comunicación del proyecto, y se aceptan diverso modelos de comunicación y registros que rompan el monopolio de la comunicación por parte de los canales oficiales de las administraciones públicas?

¿Cómo se generan procesos de aprendizaje mutuo y instituciones mixtas o nuevas con la administración y sobretodo con los equipos técnicos de cultura y otras áreas?

En la segunda parte, en el taller, nos separamos por tres grupos según la tipología de iniciativas que se mostraron: proyectos de cultura comunitaria y tercer sector, procesos participativos de auto-gestión y gestión comunitaria en equipamientos, y finalmente programas y modos de diseñar cultura. Cada grupo dispuso de una cartulina con tres ejes que formaban un triangulo: la administración local, las entidades o plataformas que coordinan o lideran proyectos, y el tejido social. La dinámica consistió en mapear pros y contras de cada eje, y situar la discusión en triangulo con los tres ejes, pensado en casos concretos (prácticas con nombre y apellidos) y reflexionando qué lugar ocupaban en el mapa. En la parte final pusimos en común algunos de los elementos y nos fijamos en cada mapa , y también los comparamos pudiendo extraer de forma mas intuitiva que fehaciente algunas indicaciones de este análisis comparativo

En el mapa de diseño de políticas públicas se centró mucha información en el centro, y se notaba una visión por bajar la administración a las entidades y el tejido, pese a que este ultimo se quedaba mas vacío o con pocas relación.

En las iniciativas de cultura comunitaria, por el contrario, la relación entre entidades y tejidos parecía más potente, se marcaban muchos elementos, y parecían ala administración espontáneamente. Pese a eso alguna práctica demostró que a veces desde los tejidos sociales con prácticas culturales se pueden presionar y mover a la administración pública a otros lugares.

En el mapa de las iniciativas de gestión comunitaria había mucha distribución en los tres espacios, puede ser por el estado de las dos plataformas que presentaron, ya que marcaba los tres ejes como necesarios. Pese a ello podemos también afirmar que la relación con el tejido era mas floja, y de nuevo pasaba por las entidades o agentes, dándose un vació entre relación directa u otros modos de participación de la administración local y los tejidos sociales.

Mapas desarrollados

Diseño de políticas públicas

Cultura comunitaria

 

Gestión comunitaria

Map

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *