¿Qué es Transductores?

FAQ TRANSDUCTORES

¿Qué es Transductores?

Transductores es una plataforma interdisciplinar que realiza proyectos de investigación y mediación con tres ejes principales de interés: las pedagogías colectivas, las prácticas artísticas colaborativas y los modos de intervención en la esfera pública. Desde 2007 hemos desarrollado procesos de trabajo con grupos, entidades y redes diversas con los que hemos diseñado y organizado proyectos pedagógicos (seminarios, talleres, mediaciones a largo plazo, despliegues en espacio público, etc.), comisariado exposiciones (Centro José Guerrero, AcVic, Sala Amárica, Museo de Antioquía, etc.) y generado investigaciones de diferente escala (textos, publicaciones, materiales pedagógicos, estudios de caso, etc.). Trabajamos formando comunidades de aprendizajes y redes de trabajo a partir de los ritmos, saberes y tiempos de los agentes con los que colaboramos. Elaboramos procesos de diseño colaborativo, proyectos de mediación e investigación colectiva partiendo de contextos y temáticas situadas, y siempre en cooperación con redes activadas en el ámbito local.

 

¿Quién forma Transductores?

Transductores está coordinado por:

Javier Rodrigo Montero

Educador de arte e investigador freelance. Codirige el proyecto cultural y de investigación Transductores (www.transductores.net). Ha impartido y coordinado conferencias y talleres coordinados en diferentes universidades, centros culturales a nivel estatal e internacional. Editor y escritor de ‘Desacuerdos6’, ‘Prácticas dialógicas “y los dos volúmenes de’ Transductores’. Es además autor de varios artículos y capítulos de libros sobre las prácticas culturales y mediación artística, pedagogías colectivas y políticas culturales. También ha desarrollado proyectos de investigación-acción, de mediación en museos y pedagogías colectivas. En asociación con instituciones como el Museo Nacional Reina Sofía, MACBA, Fundación Pilar i Joan Miró, el Centro José Guerrero, Es Baluard, entre otros.

Antonio Collados Alcaide

Doctor en Bellas Artes por la Universidad de Granada (2012) con una tesis sobre prácticas artísticas colaborativas y espacialidad crítica titulada: Laboratorios artísticos colaborativos. Espacios transfronterizos de producción cultural. El caso de Aulabierta en la Universidad de Granada. Investigador y Profesor Ayudante Doctor en el Departamento de Escultura de la Universidad de Granada. Co-fundador de Aulabierta y de otras iniciativas culturales independientes en la ciudad de Granada como TRN-Laboratorio artístico transfronterizo, la editorial Ciengramos o la discográfica Grupo de Fe. Coordina junto a Javier Rodrigo el proyecto cultural y de investigación Transductores (www.transductores.net). Ha editado y colaborado en numerosas publicaciones y proyectos de investigación nacionales e internacionales sobre políticas culturales, prácticas artísticas colaborativas y procesos artístico-educativos en el espacio público. Ha diseñado y dirigido numerosas actividades formativas de carácter nacional e internacional sobre estos mismos temas de interés para instituciones como el Centro José Guerrero, la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA arteypensamiento), la Universidad de Granada, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo de Antioquía (Medellín, Colombia), la Fundación Museos de Quito o los Centros Culturales de España en Sao Paulo y Costa Rica.

 

¿Cómo surge Transductores?

Transductores se inició en el año 2008 como respuesta a una invitación del Centro José Guerrero de Granada a construir un proyecto pedagógico y relacional que tomara en cuenta los ejes de la educación, las políticas del espacio y el trabajo con redes culturales y sociales locales, a partir de la experiencia previa desarrollada dentro del marco de Aulabierta [2]. Aulabierta fue una experiencia de diseño y construcción de una comunidad de aprendizaje autogestionada, dentro de la Universidad de Granada, por sus propios estudiantes. El proyecto vivió sus momentos de máxima actividad entre 2004 y 2010. En ese margen se inició una línea de trabajo sobre prácticas artísticas colaborativas y pedagogía cultural que posteriormente derivaría en Transductores, bajo la coordinación de Javier Rodrigo y Antonio Collados.

El primer despliegue de Transductores tuvo lugar en Granada bajo el impulso y  producción del Centro José Guerrero y con la colaboración de la UNIA arteypensamiento. Transductores se articuló en este marco en torno a tres ejes de trabajo: primero, la construcción de un archivo de casos de estudio, con su exposición en el Centro de arte José Guerrero de Diciembre del 2009 a Febrero del 2010; segundo, un conjunto de seminarios formativos que estructuraron un proyecto pedagógico desde el inicio del proyecto; y tercero, la activación de una serie de multiplicadores o trabajo de continuidad en el contexto local de Granada durante el año 2010 hasta 2012. De este modo, Transductores fue pensado en origen como un proyecto orgánico y articulador de diversas dimensiones del trabajo cultural y educativo, con la intención de conjugar en una misma dimensión lo pedagógico, el trabajo colaborativo desde el arte, la política cultural y la política de trabajo en red.

Después de la experiencia en Granada con el Centro José Guerrero decidimos continuar multiplicando el trabajo de Transductores en otros contextos y con dimensiones distintas. Transductores pasó de ser un proyecto diseñado con y para una institución a constituirse en una plataforma con un equipo de trabajo con sede en Granada y Barcelona.

 

¿Qué son los transductores?

Un transductor es un dispositivo capaz de transformar o convertir un determinado tipo de energía de entrada en otra diferente de salida, provocando un crecimiento complejo. Las enzimas del cuerpo son un ejemplo de ello. Los transductores tienen, de hecho, un carácter ecológico, pues se implican directamente en el contexto que cambian. En la naturaleza siempre se dan saltos de energía provocados por transductores que facilitan el progreso de la vida y su continua adaptación.

En la teoría de las redes sociales también se utiliza el término. Los transductores actúan como disparadores o catalizadores de cambios sociales, abriendo nuevas posibilidades de transformación, más integrales y sostenibles. Al mismo tiempo son multiplicadores que generan intercambio de conocimientos y nuevas formas de trabajar entre los grupos implicados.

La plataforma de Transductores, así como las iniciativas elaboradas y la  serie de prácticas que forman parte investigadas actúan como transductores.  Por su capacidad de liberar energías y dialogar con la multiplicidad de factores que actúan en cada contexto, por provocar situaciones alternativas de participación ciudadana, por aprender e intercambiar saberes con diversos grupos, instituciones y disciplinas, y por sus estilos creativos, que integran, median y traducen las energías sociales y los saberes locales.

 

¿Por qué elegisteis el nombre de Transductores?  

El hecho de usar un término complejo como transductor para titular el proyecto supuso una apuesta personal en relación a la aproximación e investigación desarrollada sobre distintas prácticas del archivo de casos de estudio que hemos ido progresivamente construyendo. Nuestra intención no era tanto crear un paradigma de práctica política cultural o una marca, sino sobre todo una perspectiva de entrada más rica, y al mismo tiempo, más compleja, sobre ciertos proyectos que nos costaba localizar simplemente como proyectos de arte social, colaborativos, de redes de trabajo cultural o proyectos de producción independiente. En este caso, el uso del término contribuía a una forma diferente de aproximarnos a estas prácticas desde otro punto de vista. En principio este término nos permitía usarlo en su definición más convencional, como un dispositivo que puede traducir o transformar una determinada energía de entrada en otra de salida (definición convencional de la física o electrónica[6]). No obstante, hallamos que dicho término en la teoría de redes y la investigación participativa nos aportaba otra manera más compleja de usar y enfocar este concepto. Así, a partir de las aportaciones de Villasante (2006), pudimos entender que los estilos transductivos son modos de trabajo orgánicos y ecológicos, que emergen en determinadas situaciones y producen cambios sociales profundos. Sin embargo es importante matizar que dichos cambios no dependen sólo de un catalizador externo o disparador, algo que normalmente se atribuye al arte asignándole una especie de rol salvífico o de catalizador social. En el caso de la transducción, la orientación y la profundidad del cambio dependen de los actores, del contexto y de las circunstancias en que este proceso de cambio se produce. Tomando en cuenta esta connotación, la perspectiva de la transducción nos permitía aproximarnos a los trabajos de ciertos grupos que nos interesaban desde perspectivas complejas, para entender sus contextos, sus ritmos y los modos en que formaban colaboraciones o coaliciones políticas en diversos contextos. De este modo las diversas iniciativas investigadas y archivadas podían articularse como transductores en relación a los agentes sociales, los ritmos y las redes sociales que se entretejían en cada proyecto o iniciativa. Con esta aproximación, conjugamos una definición del concepto de transductor no sólo como dispositivo y disparador, sino un concepto poético y político que suponía un ir más allá de los grupos y entenderlo como una aproximación.

 

la foto (5)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dibujo de Clara Domingas (Bahía, 2014)